Normal

Los psicólogos no somos epistemólogos, es decir, no somos expertos en la disciplina teórica que estudia el origen y la naturaleza del conocimiento. Los psicólogos prácticos abordamos a los problemas humanos dónde se presenten. Escuelas. Centros de salud. Organizaciones. Empresas. Gobierno. Habiendo personas hay cabida para sus conflictos. La combinación de circunstancias individuales densifica e intensifica el malestar personal y colectivo. El malestar es principio de movimiento. En este momento te comparto mi mirada.

Mientras escribo esto, veo a través de mi ventana, a una señora que camina sobre la acera de enfrente. Jalonea con violencia a un niño que arrastra de su mano. El niño camina torpe, va distraído con algo que trae en su otra mano.

Si este niño se acostumbra a estar siendo sacudido, golpeado, sangoloteado, amedrentado, criticado, ignorado y regañado crecerá asumiendo que eso es normal. El niño da por sentado que la vida ES tal como se le presenta. De adulto le será normal sentirse así por sus jefes en el trabajo, por sus maestros, por sus gobiernos, por todas las afiliaciones y membrecías que tiene. Vivirá resignado a que así es la vida. Vivirá así hasta que se de cuenta que el malestar no es natural. El malestar es un indicador de falta de orden. Falta de disciplina. Falta de método de vida.

Es fácil despertar el malestar general y llevarlo a flor de piel. Es demasiada la gente que tiene demasiadas referencias de inquietud y desasosiego. Desorientación y falta de sentido. Despertar y darte cuenta que esta en tus manos tomar todo ese malestar y renunciar a él. Empezar a dar pasos de alineación a los principios que dan el fruto de nuestro gozo. Disfrutar es algo así como quitarle el fruto a la fruta. Extraer la pulpa o su jugo hasta reducirla a cáscara. El bienestar es natural. El malestar es indicador de cambio. Se atiende el dolor identificado. Se trabaja para vivir simple y natural hasta que vivir así sea normal.

Categories: Psicologia Practica

Powered by

 Ángel Flores #834 Pte. Col. Centro      (667) 7 50 95 65